Volver a Prosa Social y Política

Cara y contracara de una endeble moneda

 

   Lunes 27 de Octubre del año 2007.

       

       

          Concluye un acto eleccionario mas en la "Democracia" argentina.  El 44,91 % del electorado vota por la continuidad oficialista, el 55,09 % vota por un cambio.

          Esto demuestra matemáticamente que la mayoría del pueblo argentino quiere cambiar el gobierno.

         Pero; aquí la endeble moneda que llamamos "Democracia", muestra sus falencias: Al no ser una democracia bipartidista, sino pluripartidista, el 55,09 % que "quiere cambiar", divide sus votos en distintas agrupaciones políticas, convirtiéndose así en grupos minoritarios.

        Como resultado: "la minoría", resulta ganadora y paradójicamente puede esgrimir el falso argumento de ser los preferidos de la "mayoría". Argucias de la matemática aplicada a la política y por supuesto férreamente sostenidas por los poderes políticos de cada tiempo para poder lograr que según las circunstancias 2 más 2, no den como resultado el 4.

         En estas elecciones, se presentaron tantas listas, que muchos ciudadanos simplemente votantes, no pudieron detenerse a contarlas, por respeto a los otros ciudadanos que aun esperaban afuera en unas elecciones como nunca demoradas.

        Si pudieron advertir, la existencia de algunas listas insólitas como las del piquetero Castells y su mujer quienes lograron superar con suma facilidad los requisitos indispensables para presentarse, algo que para otros grupos de ciudadanos nunca fue fácil.

         Además observaron con asombro que en base a los "derechos humanos", que tienen en nuestro país con el actual gobierno, un manejo por lo menos sui generis, también votaron los presos.

         5000, solo en la provincia de Buenos Aires. Lo que nos pone a los ciudadanos honestos en posición de tener que disputar quien nos gobierna con los delincuentes.

         Aunque de todas maneras, somos los honestos quienes vivimos tras las rejas y con miedo, dado el generoso trato que recibe la delincuencia, haga lo que haga. De modo que sería por lo menos interesante para los ciudadanos tener acceso a los resultados del escrutinio en las cárceles.

         Si a esto le sumamos la cantidad de intendentes que competían entre si llevando todos la misma candidatura presidencial en sus listas obtendríamos una explicación a la gran demora producida en estos comicios, que pudo darse por la intención del ciudadano de eliminar presencias no deseadas junto a sus candidatos preferidos, cortando boletas.

          En síntesis, la situación aparece ante los ojos de la mayoría matemática del pueblo argentino,como una clara burla de la clase política a los ingenuos ciudadanos que votan pensando en el bien del país, quienes nunca logran demostrar que son MAYORÍA y nunca podrán hacerlo mientras no se le otorgue la posibilidad de votar a cara o cruz y no el gastado, manoseado e impreciso canto de esta ENDEBLE MONEDA que en argentina llaman Democracia, con la cual se enriquecen fácilmente muchos, y otros quedan marginados del sistema después de toda una vida de trabajo.

    

          Pedro Lapido Estran.

          Poeta y escritor argentino.

          Director de:  www.elarcadeple.com